La importancia de invertir en valor y a largo plazo

Esta semana estoy preparando el nuevo informe con la nueva idea “value” del mes de Febrero 2019 y no me he podido resistir a compartir con ustedes la lógica aplastante que tiene la inversión en valor para invertir a largo plazo.

Actualmente, los mercados de acciones de Estados Unidos, la referencia, acumulan uno de los ciclos alcistas más largos de la historia. Los principales ratios de valoración, tanto el PER, el precio valor contable, el PER Shiller o el ratio PIB/capitalización bursátil del S&P 500, se encuentran en niveles históricamente elevados. A niveles actuales el retorno esperado para los próximos diez años es inferior a la media histórica.

Por lo tanto, no parece ser un buen momento para indexarse en renta variable estadounidense ( a pesar de lo interesantes que sean los fondos de gestión pasiva). Consecuentemente, la única opción razonable para el inversor en renta variable es la inversión en valor.

Mi filosofía de inversión es muy sencilla, buscar empresas excelentes a precios razonables.

A pesar de que un gran número de empresas que cotizan en bolsa siguen, más o menos, la evolución general del mercado de acciones siempre podemos encontrar sectores y empresas que por un motivo u otro no están siguiendo el comportamiento general del mercado.

Y es más, en un entorno de euforia alcista, como el que hemos vivido durante los últimos años, hay empresas que llevan muchos meses viviendo un escenario emocional completamente distinto. El miedo, y en algunos casos el pánico, se ha apoderado de los inversores de algunas empresas haciendo que estas coticen a precios razonables o de ocasión. No son la mayoría, pero hay para elegir.

Es en este tipo de empresas en las que, bajo mi punto de vista, vale la pena invertir. De la misma manera que caídas superiores al 30% del S&P500 son excelentes momentos para comprar fondos de gestión pasiva de dicho índice, comprar grandes empresas, con bajos niveles de deuda, con negocios fuertes y sostenibles cuyas cotizaciones han caído más de 30 o 40% son una oportunidad de inversión lógica y razonable para el inversor de largo plazo.

Si compras empresas rentables, con balances sostenibles a precios de ocasión el valor de tus acciones será como mínimo proporcional a los beneficios de la empresa que estás comprando.

Las burbujas de precios tienen siempre un único final. Y en esta página web hemos visto una cuantas…

Evitar las burbujas de precios, comprar empresas con bajos niveles de deuda, con un buen proyecto a largo plazo, rentables y a precios razonables es, desde mi humilde opinión, la opción más sensata para invertir.