Estudio de la cartera de fondos propuesta por Warren Buffet y comparativa de comisiones a largo plazo

Esta semana publicábamos un artículo en el que mostrábamos como, en la carta anual de Berkshire Hathaway, Warren Buffet recomendaba tanto para el público en general como para la gestión de su herencia la inversión en dos fondos indexados de muy bajo coste.

Exactamente, Warren Buffet recomienda invertir el 90% en un fondo indexado de muy bajo coste que replique el S&P 500 y el 10% restante en bonos del gobierno a corto plazo.

Vamos a hacer la prueba.

Capital inicial: 10.000 $

Fecha de la primera inversión: Enero 1992

Aportaciones periódicas: No.

Pasados 26 años, la inversión inicial de 10.000$ tendría un valor de 98.584$, realizando re-balanceo. Lo que supone una rentabilidad del 885%. Con una rentabilidad media anual del 9,02%. 

 

Porfolio 1; 90% Vanguard 500 index investor , 10% Vanguard Short Term Treasury

Comparativamente, si la inversión se hubiera realizado invirtiendo el 100% en el fondo índice del S&P 500 la rentabilidad hubiera sido algo mayor. La inversión inicial tendría un valor de 108.521$ pero, sin embargo, tanto el drawdown (la mayor caída acumulada) como las caídas del peor año hubieran sido casi un 5% mayores.

Por lo tanto, el hecho de que un 10% de la cartera esté compuesto por bonos del gobierno de corto plazo implica un doble efecto. Reducción de la volatilidad por un lado, y reducción del crecimiento del valor de la cartera en los mercados alcistas.

De todas formas, tal y como muestran los resultados, al ser el peso de los bonos únicamente del 10% en el total de la cartera los efectos sobre la misma son muy reducidos.

Sin embargo, hay otro factor que condiciona mucho más la rentabilidad a largo plazo que el pequeño dilema entre invertir el 100% en renta variable o seguir la fórmula propuesta por Warren Buffet del 90% RV y 10% RF. Las comisiones.

Si hay algo de lo que se habla poco, pero que realmente es la gallina de los huevos de oro de las gestoras de fondos, son las comisiones.

Tanto Benjamin Graham en su libro El inversor inteligente, como Warren Buffet en la carta de Berkshire Hathaway de 2013, le dan una gran importancia a invertir en fondos de bajo coste.

Recordar que las estadísticas históricas siempre muestran que la mayor parte de fondos de gestión activa, que son los que cobran mayores comisiones, obtienen resultados peores que la media.  Y si a estos resultados le sumamos las comisiones....

Para poder ver el efecto de las comisiones a largo plazo, hemos preparado una comparativa de la cartera propuesta anteriormente (90% fondo indexado S&P500, 10% Bonos de corto plazo del gobierno) con tres estructuras de comisiones distintas. 

Para simplificar las cosas, hemos supuesto que la cartera sigue una estrategia de Buy& Hold (comprar y mantener) y sin re-balanceo anual.

En el Porfolio 1 suponemos una comisión anual del 0,03% que es la comisión actual de los mayores ETF del mundo que replican al índice S&P500.

En el Porfolio 2 suponemos una comisión anual del 0,4%  que es la comisión de los Fondos Mutuos Vanguard.

En el Porfolio 3 suponemos una comisión anual del 1,5% que es un valor intermedio entre la comisión media de los fondos en Europa (1,27%) y la comisión media de los fondos en España (1,8%).

Y lo que puede parecer una pequeña diferencia, a largo plazo, tiene un efecto gigantesco. 

De los 10.000$ invertidos inicialmente, descontando las comisiones anualmente, el Porfolio 1 tendría un valor de 99.581$, el Porfolio 2 de 90.429$ y el Porfolio 3 de 67.749$ sin descontar la inflación.

Por lo tanto, la rentabilidad obtenida sería del 895% en el Porfolio 1, 804% en el Porfolio 2 y del 577% en el Porfolio 3.

Por lo tanto, las comisiones son un lastre gigante para el inversor. Y debe ser muy cuidadoso en el momento de elegir su vehículo de inversión.

 Crecimiento de 10.000$ en los 3 Portfolios

Crecimiento de 10.000$ en los 3 Portfolios

El efecto creciente de las comisiones es debido a dos factores. Por un lado, si el valor de la inversión va creciendo en el tiempo al ser la comisión porcentual y no fija, el valor nominal de la misma también crece. No es lo mismo el 1% de 10.000$ que el 1% de 100.000$. Por otro lado, el interés compuesto también hace que las diferencias se incrementen con el tiempo ya que, por decirlo de la forma más sencilla posible, tendremos menos dinero trabajando a nuestro favor.

Contrariamente, las gestoras de fondos obtienen el camino contrario. A medida que va pasando el tiempo, si la inversión es rentable, sus comisiones van incrementando. Veamos el gráfico de las comisiones anuales de los 3 porfolios:

Tal y como se puede observar en el gráfico las diferencias son abrumadoras. En el año 2017 las comisiones del Porfolio 1 hubieran sido de 29$, en el Porfolio 2 de 354$ y en el Porfolio 3 de 1.007$.

Más claro no puede estar

 ¡¡INVIERTE EN FONDOS DE MUY BAJO COSTE!!