Invertir en bolsa o en bienes inmuebles desde 2007

La semana pasada publicamos un artículo en el que comparábamos los resultados de invertir en bienes inmuebles o en bolsa de Estados Unidos desde 1980.

Esta semana les queremos mostrar la misma comparación pero desde el año 2007.

El siguiente gráfico habla por si solo:

Comparación en base 100 de la evolución del IPC, precio de la vivienda y las acciones de Estados Unidos

Tal y como podemos observar en el gráfico anterior, cuando empezó la crisis financiera el mercado de acciones (en verde) se desplomó hasta casi un 50% en cuestión de meses.

El mercado de bienes inmuebles siguió las caídas del mercado de acciones pero más a poco a poco. Algo normal dada la baja velocidad de las transacciones y la poca liquidez de dicho mercado respecto el mercado de acciones. Las caídas de los bienes inmuebles de Estados Unidos llegaron de media al 30% pasados casi 5 años desde el inicio de la crisis.

Pero,¿qué ha pasado hasta ahora?

Si comparamos la evolución de ambos activos con el índice de precios del consumo (en azul) desde el año 2007 hasta la actualidad, observamos como los precios de la vivienda no han conseguido recuperar el valor respecto a la inflación (utilizando el IPC como referencia de la misma). Es decir, que a pesar de que los precios se hayan acercado a los niveles de hace 10 años, dado que la inflación ha seguido al alza, si ahora vendiéramos la vivienda que compramos en 2007 a un precio similar al de 2007 estaríamos perdiendo poder adquisitivo.

Para que se pueda entender mejor les hemos preparado un gráfico en el que restamos el índice de precios de la vivienda con el índice de precios del consumo de Estados Unidos. De esta manera, el resultado es la rentabilidad real que obtenemos de la inversión.

Evolución de los precios de la vivienda respecto al índice de precios del consumo en Estados Unidos

Como podemos ver en el gráfico anterior si ahora vendiéramos la vivienda que compramos en 2007  seguiríamos perdiendo  cerca de un 5% respecto el valor real del precio que pagamos.

Veamos ahora el resultado de comprar acciones en el año 2007 justo cuando empezó la crisis.

Evolución del mercado de acciones respecto el IPC de Estados Unidos

Como podemos ver en el gráfico anterior, invertir justo antes de una recesión supone ver como los precios de las acciones adquiridas caen cerca de un 50%. Sin embargo, con el tiempo, los precios se recuperan y acaban superando a la inflación. Actualmente, si vendiéramos las acciones compradas en 2007 obtendríamos una rentabilidad real (descontada la inflación) del 90%.