GAME OVER

Deuda, deuda y más deuda.

Esta ha sido la solución al problema de los impagos de deuda de Estados Unidos que provocaron la crisis en 2008.

¿Se imaginan curar a un drogadicto con más droga?

Pues bien, esto es lo que hizo Estados Unidos para salir de la crisis.

Consecuentemente, empresas, familias y estado se encuentran ahora más endeudadas que nunca y, consecuentemente, más vulnerables a cualquier tipo de cambio en los tipos de interés, crecimiento económico o inflación.

Quizá lo peor de todo es que, tal y como vimos el Lunes, España no volvió a crecer hasta que siguió sus pasos y dejó las políticas de recortes. Hecho que demuestra, una vez más, la incapacidad de crecimiento de los países desarrollados sin un paralelo incremento de la deuda.

Un buen ejemplo lo podemos encontrar en los prestamos concedidos para la compra de automóviles en Estados Unidos.

En el último informe de Situación Global de los Mercados Financieros (Marzo 2016) analizamos la evolución y la variación de la deuda industrial y comercial de Estados Unidos así como la evolución de sus impagos.

Las conclusiones fueron claras.

Y no se piensen que la deuda industrial y comercial es la única que tiembla en Estados Unidos. El impago de deuda estudiantil se está disparando.

Es como si nos encontráramos en el final de una partida de TETRIS en el que cada vez hay menos espacio para colocar las piezas y menor tiempo de reacción para ponerlas a sitio.

Y, ya saben como acaban todas las partidas.

GAME OVER

Les dejamos la canción del famoso juego de Nintendo.