Deuda pública vs deuda privada en España

La mayoría de ustedes sabrán que la deuda pública Española se encuentra en niveles nunca vistos.

Pero, ¿saben si las empresas y las familias están muy endeudadas?

Veamos algunos gráficos.

Deuda privada respecto el PIB

En el primer gráfico podemos observar la evolución de la deuda privada (deuda de familias + empresas) durante los últimos 10 años.

Como pueden observar, la deuda privada en 2015 equivalía al 215% del PIB y en 2007 al 274% del PIB.

Si observamos el siguiente gráfico vemos como la sociedad española fue endeudándose cada vez más hasta que estalló la crisis financiera.

Deuda privada respecto el PIB

Una reflexión, viendo como crecía la deuda privada a finales de los noventa, ¿les extraña que España se plagara de tiendas que vendían crédito? Es decir, ¿les extraña que se diera la plaga de bancos y cajas y su posterior fallida?

Dicho de otra manera,¿conocen algún sector en pleno crecimiento al que no le aparezcan nuevas empresas como setas?

Yo no.

Hecho este pequeño paréntesis, sigamos con el análisis.

Si seguimos analizando la evolución de la deuda privada observamos una clara reducción de la deuda respecto al PIB.

Muchos analistas hablan del esfuerzo que está haciendo el sector privado para reducir su deuda pero, ¿cómo es este esfuerzo?  ¿forzoso o voluntario?

Una empresa que gana menos está claro que se endeudará menos. Y si la deuda que tenía antes de la reducción de beneficios era muy elevada será ésta misma la que le hará entrar en suspensión de pagos. Así que, de forma muy resumida, queda claro que por parte de las empresas la reducción de la deuda ha sido forzosa.

Por otro lado tenemos a las familias, condicionadas principalmente por tres factores: la reducción de la renta, la psicología de masas y el incremento de las exigencias bancarias para pedir un nuevo préstamo. La combinación de estos tres factores han hecho que por un motivo u otro las familias hayan reducido sus deudas.

Viendo esta situación de reducción de beneficios empresariales, reducción de la renta de las familias y reducción de la deuda, España lo tenía realmente complicado para salir de la crisis. Cuando España entra en la segunda recesión (2011) queda claro que el "modo recortes" era un fracaso. Posteriormente, Draghi sale a la acción.

Desde el año 2008 hasta el año 2012 los tipos de interés de la deuda pública Española sólo hacían que subir hecho que, juntamente con los periodos de recesión y consecuente reducción de la recaudación, el pago de la deuda cada vez se hacía más complicado.

Pero como hemos dicho anteriormente, Draghi sale a la acción y en 2012 anuncia la famosa frase:"Haré lo que sea necesario para salvar al euro".

Frase que sus colegas del sector privado entendieron perfectamente y se pusieron a comprar deuda de "todos los colores" ya que sabían que después el BCE se la compraría.

Este hecho facilitó la reducción de los tipos de interés de la financiación de la deuda pública.

Y si a la reducción de tipos de interés le sumamos la finalización del "modo recortes" impuesto por Europa el resultado es el siguiente:

Evolución de la deuda pública respecto al PIB (%)

¡FIESTA DE DEUDA PÚBLICA!

Evolución de la deuda pública respecto al PIB (%)

Analizando los gráficos anteriores observamos como la deuda pública ha pasado del 35% del PIB en 2007 a casi el 100% del PIB en 2015 y el 98% en 2016.

Ahora veamos que pasa si comparamos la evolución de la deuda privada respecto a la pública:

Deuda privada respecto el PIB (escala izquierda) vs Deuda pública respecto el PIB (escala derecha)

Nos gustaría pensar que las empresas privadas son las que están haciendo crecer más España pero, sería todo un hito que las empresas realmente estuvieran creciendo y su deuda se estuviera reduciendo. Así que, seguramente, el incremento de gasto en el sector público tiene mucho que decir en el crecimiento que hemos visto en los últimos ejercicios.

Finalmente, destacar que los gráficos nos muestran una sociedad española extremadamente endeudada y, por lo tanto, muy vulnerable a las variaciones en los tipos de interés.

Por cierto, las variaciones en los tipos de interés ya han empezado.