Bitcoin

bitcoin

En Enero de 2018, en plena euforia del Bitcoin, publicábamos un artículo titulado “El Bitcoin, el tulipán del siglo XXI” .

En dicho artículo explicábamos, desde varios puntos de vista (fundamental, técnico y de sentimiento de mercado), que invertir en el Bitcoin no nos parecía una buena opción.

Exactamente escribimos: “Desde el punto de vista fundamental el Bitcoin es una moneda no regulada, extremadamente volátil,  con falta de fiabilidad, estabilidad y seguridad para fijar precios para un intercambio con otro activo.”

En aquel momento, la euforia reinaba sobre el Bitcoin. En las redes sociales, los medios de comunicación, entre los pequeños inversores todo el mundo parecía encantado con el Bitcoin.

Nosotros decidimos mostrar sensatez.

Un año más tarde, el Bitcoin cotizaba un 80% por debajo de los precios a los que cotizaba cuando publicamos el artículo.



Cuidado de la salud

gileadscienceslogo.jpg
Biogen-Logo.jpg
Mylan2.jpg
valeant.jpg
teva-logo.jpg
CVS-Health-Logo-.jpg
Regeneron.jpg
celgene.jpeg

El 17 de Junio de 2015 publicábamos un vídeo titulado “Healthcare, the bubble is here”, en el que mostrábamos como muchas de las grandes empresas del cuidado de la salud se encontraban en burbuja de precios.

Durante los siguientes años, la mayoría de las compañías que citamos en el vídeo, y que consideramos que se encontraban claramente sobrevaloradas, se desplomaban más de un 50%.

Sector tecnológico alemán

Nordex_Logo_svg.png
1280px-Dialog_Semiconductor_logo.svg.png

Durante la primavera del año 2016 comunicamos, tanto en la zona privada como pública, que habían varias empresas del sector tecnológico alemán que se encontraban en burbuja de precios y que la probabilidad de que estas estallaran era muy alta.

Dos años más tarde, muchas de estas empresas se habían desplomado entre un 50% y un 70%.

Continental

descarga.png


En Febrero de 2017 la empresa de neumáticos alemana iba a todo gas. La cotización de sus acciones se había revalorizado cerca de un 2.000% desde los mínimos de 2009 y nada parecía ir mal.

Sin embargo, desde Oportunidades en Bolsa, consideramos que los precios eran excesivos para el valor de la empresa y que el mercado había pasado del pánico a la euforia.

Por lo tanto, consideramos que ya no era un buen momento para estar en Continental.

Dos años más tarde, las acciones cotizaban un 40% por debajo del nivel de precios respecto Febrero 2017.

Snapchat

snap.jpg

Cuidado con las salidas a bolsa….

En Marzo de 2017 las acciones de Snapchat empezaban a cotizar en la bolsa de Nueva York en medio de una gran expectación. La campaña de marketing que se había creado alrededor de su IPO (Initial Public Offering, la OPV en español) era tal que consiguieron que prácticamente todos los medios de comunicación del mundo dieran a conocer el evento.

La euforia no se hizo esperar, y las subidas respecto el precio de salida llegaron a superar el 40% en dos días.

Tras las subidas de los dos primeros días de cotización, publicábamos un artículo, titulado “Snapchat y las salidas a bolsa según Benjamin Graham”, alertando de los riesgos de invertir en las IPO sin tener un buen conocimiento de la compañía, alertando de las pérdidas que registraba la empresa y de que posiblemente había más marketing que valor.

Meses más tarde, Snapchat se desplomaba un 80% desde los niveles en los que estaba cuando publicamos el artículo.